Cómo elegir la mosquitera perfecta

Conociendo la rotura de puente térmico
octubre 21, 2018

¿Ventanas abiertas, pero sin bichitos en la casa? Si, es posible.

Imagina: noche de verano no muy calurosa, ventanas abiertas, luz encendida. Probablemente, en pocos minutos tu casa estará plagada de mosquitos. Pero las mosquiteras no sólo protegen en verano de los molestos mosquitos. Su uso va más allá y se extiende a cualquier época del año. Sobre todo, en zonas con jardines o en el campo, ya que también impide la entrada de otros insectos como las insufribles moscas o de pequeños reptiles. Y por si fuera poco, reducen la entrada del polvo o del polen.

La instalación de mosquiteras cada vez está más extendida y se han convertido en uno de los productos indispensables para librarse de los intrusos en el hogar sin dejar de lado la ventilación natural de la vivienda.

En Hermanos Ruiz disponemos de varios modelos y tipos de mosquiteras que se adaptan a las diferentes ventanas o puertas. Todas con un cuidado diseño y con la opción, además, de elegir el
color y los acabados. Es sin duda el sistema más práctico y económico para la protección de insectos y seguir disfrutando de las vistas, la brisa y la luz.

Veamos los siguientes tipos:

 

MOSQUITERA CORREDERA 

Es fácil de usar y de instalar, ya que se trata de un marco de aluminio que se acopla al perfil de la ventana o de la puerta. A través de sus resistentes rodamientos en las escuadras inferiores, se desliza silenciosamente. Cuando la altura supera el metro y medio, es necesario instalar un travesaño de refuerzo en la mitad de la mosquitera para que la malla quede más firme.

– Uso recomendado: ventanas correderas y puertas correderas de acceso al exterior.
– Apertura: parcial
– Intalación: muy fácil.

 

 

 

 

 

MOSQUITERA FIJA 

Es el sistema ideal para ventanas en las que no se requiere un acceso al exterior. En apariencia es similar a la anterior, pero el marco de la mosquitera fija viene con soportes de acero inoxidable
que se atornillan al hueco de la ventana.

 

– Uso recomendado: ventanas correderas, abatibles y/o practicables.
– Apertura: total
– Intalación: fácil.

 

 

 

 

 

MOSQUITERA ENROLLABLE  

Por su comodidad es la mosquitera líder en la actualidad. La malla se desplaza de arriba a abajo a través de dos guías que van ancladas en el hueco de la ventana. Lo hace, a través del cajetín que lleva en la parte superior donde se enrolla el tejido cuando no queremos tener la mosquitera visible. También existe la versión antiviento con unas guías más resistentes, usada en lugares con condiciones climáticas más adversas.

– Uso recomendado: ventanas y puertas correderas, abatibles y/o practicables.
– Apertura: total
– Intalación: media.

 

 

 

 

 

MOSQUITERA ABATIBLE 

Es la más robusta y está diseñada exclusivamente para puertas. De hecho, este modelo de mosquitera es una segunda puerta abatible que se coloca sobre perfiles de aluminio atornillados al hueco del que disponemos. Hay posibilidad de ponerle un tapajuntas para disimular las irregularidades que pueda presentar una vez instalada.

– Uso recomendado: puertas correderas, abatibles y/o practicables.
– Apertura: total
– Intalación: media.

 

 

 

 

 

MOSQUITERA PLISADA 

Es la última en llegar a la familia de las mosquiteras. Una variedad mejorada de la enrollable. El tejido recubierto de PVC con gran resistencia y durabilidad, se recoge en el lateral y tiene pliegues a modo de acordeón, lo que permite una apertura fácil y rápida. Va dispuesta sobre perfiles de aluminio en el hueco de la ventana o puerta y es ideal para espacios reducidos y/o de paso frecuente. Y otra ventaja importante, la guía inferior es de 3mm, lo que elimina cualquier obstáculo durante el paso.

– Uso recomendado: ventanas y puertas correderas, abatibles y/o practicables.
– Apertura: total
– Intalación: difícil.

 

 

 

 

 

Y con todo esto, ¿cuál es la mejor mosquitera para mi hogar?

1. Observa como son tus puertas o ventanas (correderas, abatibles, practicables).
2. Ten en cuenta el hueco donde va colocado el marco.
3. Piensa qué uso le vas a dar a la mosquitera (si es muy continuado o sólo ocasional).
4. Elige la que mejor se adapte. Y por supuesto, si tienes dudas, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros.